Cocinando para un inglés

… en España! Recetas de cocina de allí con el toque de aquí

Archivos en la Categoría: Dulces

10. “Pound cake” (pastel de una libra)

Un poco de historia

Realmente, es un bizcocho tradicional que se confeccionaba utilizando una libra (454 gramos) de cada uno de estos ingredientes: harina, azúcar, mantequilla y huevos.

Hoy en día, se prepara con cantidades mucho más pequeñas, pero manteniendo el típico sabor a mantequilla y su textura jugosa y esponjosa, tostado y crujiente en la superficie.

Es un bizcocho que está riquísimo solo (o con una taza de té o café) o relleno con mermelada o nata en forma de tarta.

Al lío! La receta

La receta que he elegido es de la página http://www.joyofbaking.com, dónde el método de preparación es diferente al normal cuando preparamos un bizcocho (que primero batimos los huevos con el azúcar y luego  vamos añadiendo el resto de ingredientes secos y la grasa). No se si es por este método de preparación, pero el resultado fue un bizcocho muy muy esponjoso y muy jugoso!

Yo lo he preparado con la Thermomix, pero pongo también la versión convencional para quien no la tenga.

Ingredientes

  • 3 huevos grandes a temperatura ambiente (yo utiliza cuatro M)
  • 3 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 150 grs. de harina tamizada (si se prepara con thermomix, no hace falta tamizar)
  • Medio sobre de levadura en polvo (yo use la de Mercadona y, además como mi horno no va muy alla, le eché tambien gasificante para repostería, tambien de la marca Hacendado, un sobre de cada; esto último seguramente no es necesario)
  • Una pizca de sal
  • 150 grs. de azúcar
  • 185 grs. de mantequilla a temperatura ambiente

Preparación

Precalentar el horno a 175ºC.

Se mezclan en un bol los ingredientes secos: harina, azucar, sal, levadura y gasificante.

En otro bol, se baten los huevos con la vainilla y la leche.

Se añaden a los ingredientes secos la mantequilla a temperatura ambiente y la mitad de la mezcla de huevos, vainilla y leche. Se bate bien, a mano o con batidor electrico.

Añadir poco a poco el resto de la mezcla de huevos, hasta que este todo bien incorporado.

Untar un molde alargado de mantequilla y enharinarlo.

Echar la preparación y meter en el horno entre 55 y 60 minutos, a 175ºC. Si pasada media hora se ve que se tuesta demasiado la supeficie, taparlo con papel de aluminio y cocer hasta que pinchando con una aguja, esta salga seca.

Preparación con Thermomix

En un bol, se baten los huevos con la vainilla y la leche.

Colocar la mariposa en las cuchillas y echar los ingredientes secos al vaso.

Programar 3o segundos, velocidad 3 1/2, para que se aireen bien los ingredientes.

Añadir la mantequilla, a cubitos y a temperatura ambiente, y programar 30 segundos velocidad 2. Despues programar otros 30 segundos, velocidad 3 y medio.

Se añade la mitad de la mezcla de huevos y se continua batiendo a velocidad 3 1/2. Cuando está bien integrado, añadir la otra mitad, poco a poco, a velocidad 3 1/2. y una vez añadida toda la mezcla, dejar batiendo a la misma velocidad durante 1 minuto.

Untar un molde alargado de mantequilla y enharinarlo.

Echar la preparación y meter en el horno entre 55 y 60 minutos, a 175ºC. Si pasada media hora se ve que se tuesta demasiado la supeficie, taparlo con papel de aluminio y cocer hasta que pinchando con una aguja, esta salga seca.

Pound cake

Bizcocho "una libra"

 

6.- Crujiente de manzana (Apple Crumble)

El “crujiente” (crumble) es un plato muy popular entre los países anglosajones que puede prepararse dulce o salado. Si es dulce, como el de esta receta, consiste en una base de fruta con una especie de masa de mantequilla, harina y azúcar. Se caliente o templado con natillas, nata o helado (aunque frío está tambien buenísimo).

Un poco de  historia

Se cree que el origen de los crujientes se remonta a la II Guerra Mundial, cuando por el racionamiento en Inglaterra no había suficiente cantidad de ingredientes para hacer una tarta en condiciones. Por ello, en lugar de hacer la base y poner sobre ella la fruta, se hacía al revés y se utilizaba solamente una mezcla de harina, manteca o mantequilla y azúcar. Se hizo muy popular también por lo sencillo que es de preparar.

Para hacerlo puede utilizarse cualquier fruta, aunque las más comunes son la pera, el ruibarbo, las frutas rojas, la manzana…

¡Al lio! La receta

Ingredientes

Para el crujiente

  • 300 grs de harina
  • 175 grs. de azucar
  • 200 grs. de mantequilla cortada a cuadraditos

Para el relleno

  • 600 grs de manzanas (yo he utilizado reinetas) peladas, descorazonadas y cortadas a cuadraditos
  • 2 plátanos (opcional, a nosotros nos gusta)
  • 50 grs de azúcar

Para acompañar

  • Natillas, helado, nata… a elegir

Preparación

  • Se precalienta el horno a 180ºC.
  • Para hacer el crujiente, yo lo he hecho en la thermomix, poniendo en este orden la harina, la mantequilla a cuadritos y el azucar y mezclando a velocidad 7 hasta que tenga la apariencia de pan desmigado; se reserva.
  • Si se hace a mano, se mezclan la harina y el azucar en un bol. Se van añadiendo poco a poco cubitos de mantequilla y mezclando con las manos cada vez, hasta que tenga la textura de pan desmigado.

Harina, mantequilla a cuadraditos y azúcar

Se trabaja la masa hasta que tenga esta textura

  • Se coloca la fruta pelada y cortada a taquitos en una fuente de horno. Se espolvorea con el azúcar.

Se coloca la fruta en la fuente, y se espolvorea con el azúcar

  • Encima de la fruta se pone la pasta y se le da un meneillo a la fuente para que quede igualado.

Preparado para entrar en el horno

  • Se mete en el horno a 180ºC durante unos 35-40 minutos, que se vea que la mezcla de fruta esta cociendo y el crujiente doradito.
  • Se sirve acompañado de natillas, helado, compota, nata…. A nosotros nos gusta con natillas

Crujiente de manzana con natillas

4.- “Trifle” (postre riquisimo, no se como traducirlo!)

El “trife” es un postre que nos encanta en casa, tambien muy sencillo de hacer y con muchas variantes. Es como una copa consistente en capas de diferentes ingredientes, incluyendo bizcocho, licor o almibar, fruta, natillas y nata. Yo esta vez he preparado el “trifle” tradicional, sustituyendo parte de la fruta con gelatina.

Un poco de historia

Los primeros usos del nombre “trifle” se utilizaban para una crema espesa, con azucar, jengibre y agua de rosas. Dicha receta fue publicada en Inglaterra en 1596, en un libro llamado “La Joya de la buena ama de casa”, de Thomas Dawson.  Sesenta años después, se añadio leche y la crema se echaba sobre pan empapado en alcohol.

Las investigaciones indican que fue el resultado de la evolución de un postre similar conocido como “fool” (tonto) y originalmente ambos nombres se utilizaban indistintamente.

Algunas personas creen que la inclusión de gelatina es una variación reciente, pero la receta mas antigua conocida incluyendo este ingrediente se remonta a  1747, y el poeta Oliver Wendell Holmes escribió sobre “trifles” que contenían gelatina en 1861.

¡Al lío! La receta

Ingredientes (para 6 personas)

  • 3 yemas de huevo
  • 700 ml. de nata para montar
  • Dos taponcitos de esencia de vainilla (opcional)
  • 25 grs. de azucar
  • 1 cucharadita de postre rasa de harina de maiz
  • 3 bizcochos de espuma
  • 100 grs de nueces o almendras fileteadas (opcional)
  • Medio bote (un poco menos) de mermelada de frambuesa
  • 55 ml de jerez (al haber niños, yo lo sustituí por un almíbar de naranja para el que utilice: 100 ml de zumo de naranja, 100 grs de azucar y 70 ml de agua)
  • 225 grs de frambuesas (yo lo sustitui por un sobre de gelatina de frambuesa de Mercadona)
  • 2 plátanos pequeños pelados y a rodajas finitas

Preparación

Empecé preparando la gelatina, para que fuese cuajando mientras preparaba el resto de cosas. Simplemente seguí las instrucciones del paquete. Tarda en cuajar como tres horas, asi que incluso puede hacerse el día anterior.

Mientras la gelatina esta cuajando, se preparan las natillas

  • En un cazo se pone a calentar la mitad de la nata.
  • En un bol se baten las yemas con el azúcar y la harina de maiz, se bate todo bien.
  • Cuando la nata esta caliente, se añade al bol con las yemas despacito, junto con el aroma de vainilla si se le pone, y removiendo todo el rato
  • Cuando esté bien mezclado, se vuelve a poner al fuego, muy bajito y removiendo constantemente hasta que espese (espesa enseguida).
  • Se deja enfríar.

Después preparamos el almíbar, si decidimos usar almibar en lugar de licor:

  • Se ponen todos los ingredientes en un cazo y se dejan hervir durante unos 10 minutos
  • Se deja enfriar

Cuando todos los ingredientes estan frios y la gelatina cuajada, ya se puede montar el postre. Yo lo hice en boles de cristal individuales (queda muy bonito ver las capas), pero tambien puede ponerse en uno grande.

En primer lugar ponemos una de las partes de los bizcochos de soletilla en cada bol, partido en trozos para que cubra el fondo.

Después, se reparte como 1/3 de la gelatina entre los 6 boles, a cuadraditos.

Echamos como una cucharada rasa de mermelada sobre los bizcochos y la extendemos.

Sobre esto, echamos como 2 o 3 cucharadas de almibar (o licor), y dejamos que el bizcocho empape bien el líquido.

Después, repartimos las rodajitas de plátano.

Sobre el platano, repartimos las natilla, como queda bastante espesa, con el dorso de una cuchara extendemos bien para que vaya rellenando los huecos.

Finalmente, batimos el resto de la nata y la repartimos en los boles.

Y adornamos con almendras fileteadas o con trocitos de nuez si queremos.

Podemos acortar el tiempo de preparación, comprando la gelatina y las natillas ya preparadas.

A %d blogueros les gusta esto: