Cocinando para un inglés

… en España! Recetas de cocina de allí con el toque de aquí

Archivos mensuales: enero 2011

7.- Pastel de pastores

Un poco de historia

El pastel de pastores (Shepherd’s Pie) es un plato tradicional británico que se prepara con una base de carne de cordero, encima va puré de patata y opcionalmente se le puede poner queso por encima.

En mi caso, como lo he preparado con carne de ternera, recibiria el nombre de Cottage Pie (pastel casero).

El término “cottage” se empezó a usar en 1794, cuando la patata se convirtió en un cultivo al alcance de la gente con menos medios.

Es un plato muy rápido de hacer, rico y económico, ¡ideal para tiempos de crisis!

¡Al lío! La receta

Ingredientes

Para la base

500 gr. de carne picada, en mi caso ternera

1 cucharada de aceite de oliva

2 cebollas medianas, peladas y cortadas

75 gr. de zanahoria, pelada  y cortada a trozos pequeñitos

75 grs. de nabo, pelado y cortado a trozos pequeñitos (yo no tenía, asi que no le puse, y lo sustituí por una ramita de apio)

1/2 cucharadita de canela molida

1 cucharadita de tomillo fresco picado (yo lo puse seco)
1 cucharada de perejil fresco picado (no tenía y no le puse)
1 cucharada rasa de harina275 ml. de caldo de cordero (yo puse una pastilla de caldo de carne con los 275 ml. de agua)
1 cucharada sopera de tomate concentrado
Sal y pimienta

Para la cobertura de patata

50 grs de queso rallado (cheddar a ser posible)

2 puerros medianos, cortados a rodajas

900 grs. de patatas a poder ser nuevas

50 grs. de mantequilla

Sal y pimienta

Preparación

– Se calienta el aceite en una sarten y se frie la cebolla hasta que empiece a dorarse.

– Cuando los bordes de la cebolla empiecen a dorarse, se añade la zanahoria y el nabo (o apio) y se sofríe todo durante 5 minutos. Se apartan las verduras y se reservan en un plato.

– Se echa la carne en la sartén, y se dora bien.

– Cuando está bien dorada, se sazona con sal y pimienta, y se añade la canela y las verduras.

– Se añade la harina y se mezcla bien. La harina absorberá el sobrante de líquido.

– Se añade gradualmente el caldo (en mi caso agua + cubito), y por ultimo el tomate concentrado.

– Se tapa y se deja cocer a fuego lento durante unos 30 minutos. Yo los ultimos minutos quité la tapa para que se evaporase el líquido y quedase la base mas seca.

Mientras tanto, se prepara la cobertura:

– Se pone a hervir una olla con agua salada.

– Se pelan las patatas y se cortan en trozos regulares. Se añaden a la olla y se dejan cocer durante unos 25 minutos (depende de la patata, hasta que esté tierna)

– Se escurre toda el agua de las patatas con un escurridor, vuelven a ponerse las patatas en la olla y se tapa la olla con un trapo de cocina, hasta que deje de salir vapor.

– Se chafan las patatas (yo con un prensapuré manual), se añade la mantequilla y se mezcla bien. Quedará muy espeso pero no le añadáis leche, porque la cobertura se supone que tiene que ser así, espesa.

Cuando la base esté lista, se pone en una fuente de horno una capa con la carne picada y las verduras, y por encima el puré de patata.

Se le pone por encima los puerros a rodajas y el queso rallado, y se mete al horno precalentado a 200ºC, durante unos 25 minutos (hasta que la superficie esté dorada).

¡Qué aproveche!

 

Esta foto no es mia pero se asemeja al resultado final!

6.- Crujiente de manzana (Apple Crumble)

El “crujiente” (crumble) es un plato muy popular entre los países anglosajones que puede prepararse dulce o salado. Si es dulce, como el de esta receta, consiste en una base de fruta con una especie de masa de mantequilla, harina y azúcar. Se caliente o templado con natillas, nata o helado (aunque frío está tambien buenísimo).

Un poco de  historia

Se cree que el origen de los crujientes se remonta a la II Guerra Mundial, cuando por el racionamiento en Inglaterra no había suficiente cantidad de ingredientes para hacer una tarta en condiciones. Por ello, en lugar de hacer la base y poner sobre ella la fruta, se hacía al revés y se utilizaba solamente una mezcla de harina, manteca o mantequilla y azúcar. Se hizo muy popular también por lo sencillo que es de preparar.

Para hacerlo puede utilizarse cualquier fruta, aunque las más comunes son la pera, el ruibarbo, las frutas rojas, la manzana…

¡Al lio! La receta

Ingredientes

Para el crujiente

  • 300 grs de harina
  • 175 grs. de azucar
  • 200 grs. de mantequilla cortada a cuadraditos

Para el relleno

  • 600 grs de manzanas (yo he utilizado reinetas) peladas, descorazonadas y cortadas a cuadraditos
  • 2 plátanos (opcional, a nosotros nos gusta)
  • 50 grs de azúcar

Para acompañar

  • Natillas, helado, nata… a elegir

Preparación

  • Se precalienta el horno a 180ºC.
  • Para hacer el crujiente, yo lo he hecho en la thermomix, poniendo en este orden la harina, la mantequilla a cuadritos y el azucar y mezclando a velocidad 7 hasta que tenga la apariencia de pan desmigado; se reserva.
  • Si se hace a mano, se mezclan la harina y el azucar en un bol. Se van añadiendo poco a poco cubitos de mantequilla y mezclando con las manos cada vez, hasta que tenga la textura de pan desmigado.

Harina, mantequilla a cuadraditos y azúcar

Se trabaja la masa hasta que tenga esta textura

  • Se coloca la fruta pelada y cortada a taquitos en una fuente de horno. Se espolvorea con el azúcar.

Se coloca la fruta en la fuente, y se espolvorea con el azúcar

  • Encima de la fruta se pone la pasta y se le da un meneillo a la fuente para que quede igualado.

Preparado para entrar en el horno

  • Se mete en el horno a 180ºC durante unos 35-40 minutos, que se vea que la mezcla de fruta esta cociendo y el crujiente doradito.
  • Se sirve acompañado de natillas, helado, compota, nata…. A nosotros nos gusta con natillas

Crujiente de manzana con natillas

5.- Fish and chips (pescado con patatas fritas)

(…)Confined as the limits of Field Lane are, it has its barber, its coffee-shop, its beer-shop, and its fried-fish warehouse. It is a commercial colony of itself: the emporium of petty larceny(…)

Al final de Field Lane están el peluquero, la cafetería, la tienda de cerveza, y el almacén de pescado frito. Es como una colonia comercial de sí misma: el emporio del hurto.”

Oliver Twist, Capitulo 26  (Charles Dickens)

Un poco de historia

El pescado frito y las patatas fritas han aparecido por separado en diferentes platos durante muchos años. La patata no llegó al continente Europeo hasta el siglo XVII. El origen proviene de los españoles que lo denominaban «pescado frito» (hoy en día un plato típico andaluz), que viajó a los Países Bajos e Inglaterra con los Españoles y Portugueses durante los siglos XVII y XVIII. El plato se hizo popular en los círculos londinenses y del sur de Inglaterra a lo largo del siglo XIX y se puede ver cómo el escritor Charles Dickens menciona un establecimiento para freír pescado (fried fish warehouse) en su novela Oliver Twist, publicada en 1838.

Por otra parte, en el norte de Inglaterra existía ya por estas fechas la tradición de freír «dedos» de patatas. No está claro cuándo y dónde exactamente se combinaron ambos fritos para llegar a ser lo que conocemos hoy en día. Se sabe ciertamente que Joseph Malin abrió el primer establecimiento fish and chip shop en Londres en 1860. Los establecimientos de Fish-and-Chip que se originaron en el Reino Unido se denominaron abreviadamente como chippy. El fish and chips es una comida tipica de las islas britanicas (Fuente: Wikipedia)

¡Al lío! La receta

Es un plato muy fácil y rápido de preparar además de económico.

Ingredientes

  • 400 gramos de merluza en filetes (en la receta original, con piel; como a nosotros no nos gusta, la compré congelada sin piel)
  • 125 gramos de harina
  • 200 ml de cerveza
  • 2 claras de huevo a punto de nieve
  • Sal
  • Aceite de girasol para freir las patatas
  • 950 grs. de patatas, peladas y cortadas en bastones

Preparación

  • Se calienta el aceite en una sartén profunda y grande o en la freidora, y se blanquean (se fríen hasta que esten hechas y tiernas, pero que no se tuesten)
  • Mientras tanto, se prepara la pasta que cubrirá al pescado: se mezcla la harina con la cerveza, bien mezclado, con un batidor de globo. Se añaden las claras a punto de nieve con movimientos envolventes para que no se bajen. El resultado tiene que ser como una papilla espesa.
  • Cuando las patatas estén hechas, se escurren y se reservan.
  • Se van bañando los filetes de pescado en la pasta, que queden bien cubiertos y se van friendo en la sartén, hasta que esten doraditos. Se ponen sobre papel de cocina para que absorban bien el aceite.
  • Se sirven los filetes de pescado con las patatas fritas y ketchup. A nosotros nos gusta exprimir un poquito de zumo de limón sobre el pescado, incluso un poquitin de vinagre sobre las patatas fritas.

En Inglaterra podían comprarse en las tiendas de “Fish’n’chips”, envuelto en papel de periódico.

¡Que aproveche!


4.- “Trifle” (postre riquisimo, no se como traducirlo!)

El “trife” es un postre que nos encanta en casa, tambien muy sencillo de hacer y con muchas variantes. Es como una copa consistente en capas de diferentes ingredientes, incluyendo bizcocho, licor o almibar, fruta, natillas y nata. Yo esta vez he preparado el “trifle” tradicional, sustituyendo parte de la fruta con gelatina.

Un poco de historia

Los primeros usos del nombre “trifle” se utilizaban para una crema espesa, con azucar, jengibre y agua de rosas. Dicha receta fue publicada en Inglaterra en 1596, en un libro llamado “La Joya de la buena ama de casa”, de Thomas Dawson.  Sesenta años después, se añadio leche y la crema se echaba sobre pan empapado en alcohol.

Las investigaciones indican que fue el resultado de la evolución de un postre similar conocido como “fool” (tonto) y originalmente ambos nombres se utilizaban indistintamente.

Algunas personas creen que la inclusión de gelatina es una variación reciente, pero la receta mas antigua conocida incluyendo este ingrediente se remonta a  1747, y el poeta Oliver Wendell Holmes escribió sobre “trifles” que contenían gelatina en 1861.

¡Al lío! La receta

Ingredientes (para 6 personas)

  • 3 yemas de huevo
  • 700 ml. de nata para montar
  • Dos taponcitos de esencia de vainilla (opcional)
  • 25 grs. de azucar
  • 1 cucharadita de postre rasa de harina de maiz
  • 3 bizcochos de espuma
  • 100 grs de nueces o almendras fileteadas (opcional)
  • Medio bote (un poco menos) de mermelada de frambuesa
  • 55 ml de jerez (al haber niños, yo lo sustituí por un almíbar de naranja para el que utilice: 100 ml de zumo de naranja, 100 grs de azucar y 70 ml de agua)
  • 225 grs de frambuesas (yo lo sustitui por un sobre de gelatina de frambuesa de Mercadona)
  • 2 plátanos pequeños pelados y a rodajas finitas

Preparación

Empecé preparando la gelatina, para que fuese cuajando mientras preparaba el resto de cosas. Simplemente seguí las instrucciones del paquete. Tarda en cuajar como tres horas, asi que incluso puede hacerse el día anterior.

Mientras la gelatina esta cuajando, se preparan las natillas

  • En un cazo se pone a calentar la mitad de la nata.
  • En un bol se baten las yemas con el azúcar y la harina de maiz, se bate todo bien.
  • Cuando la nata esta caliente, se añade al bol con las yemas despacito, junto con el aroma de vainilla si se le pone, y removiendo todo el rato
  • Cuando esté bien mezclado, se vuelve a poner al fuego, muy bajito y removiendo constantemente hasta que espese (espesa enseguida).
  • Se deja enfríar.

Después preparamos el almíbar, si decidimos usar almibar en lugar de licor:

  • Se ponen todos los ingredientes en un cazo y se dejan hervir durante unos 10 minutos
  • Se deja enfriar

Cuando todos los ingredientes estan frios y la gelatina cuajada, ya se puede montar el postre. Yo lo hice en boles de cristal individuales (queda muy bonito ver las capas), pero tambien puede ponerse en uno grande.

En primer lugar ponemos una de las partes de los bizcochos de soletilla en cada bol, partido en trozos para que cubra el fondo.

Después, se reparte como 1/3 de la gelatina entre los 6 boles, a cuadraditos.

Echamos como una cucharada rasa de mermelada sobre los bizcochos y la extendemos.

Sobre esto, echamos como 2 o 3 cucharadas de almibar (o licor), y dejamos que el bizcocho empape bien el líquido.

Después, repartimos las rodajitas de plátano.

Sobre el platano, repartimos las natilla, como queda bastante espesa, con el dorso de una cuchara extendemos bien para que vaya rellenando los huecos.

Finalmente, batimos el resto de la nata y la repartimos en los boles.

Y adornamos con almendras fileteadas o con trocitos de nuez si queremos.

Podemos acortar el tiempo de preparación, comprando la gelatina y las natillas ya preparadas.

3.- Salchichas con puré de patata y salsa de cebolla

The sausage is a cunning bird (la salchicha es un pajaro astuto)

Its feathers long and wavy (sus plumas largas y onduladas)

It swims around the frying pan (nada por la sartén)

And makes its nest in gravy (y hace su nido en la salsa)

(Canción infantil)

Un poco de historia

El nombre inglés para este plato es “bangers and mash”, que significa algo asi como “petardos con puré”. No es un nombre muy romántico, pero tiene su razón de ser, según algunas teorias, ya que las salchichas que se comercializaban durante el racionamiento en la II Guerra Mundial eran de tan mala calidad que explotaban al freirse.

Es un plato rápido y económico, y puede hacerse con salchichas de cerdo o de ternera, o con salchichas de sabores más exóticos; de hecho en Inglaterra podemos encontrar salchichas de cerdo y manzana, cerdo y hierbas, con mozarella, con tomates desecados, al curry, etc.

¡Al lío! La receta

Ingredientes

  • 12 salchichas frescas de cerdo, yo uso las de mercadona que no tienen piel
  • 2 dientes de ajo, pelados y en finas rodajas
  • Aceite de oliva
  • Un ramillete de romero, sólo las hojas
  • 2 kgs de patatas
  • 300 ml. de leche
  • 120 gr. de mantequilla
  • Sal y pimienta
  • 4 cebollas medianas, peladas y a rodajas finitas
  • 80 ml de vinagre balsamico
  • 2 cubitos de caldo de carne

Preparación

Las salchichas pueden prepararse en una sarten y al fuego con poquito aceite, o en el horno, a 180ºC durante 20 minutos. De esta ultima manera, tendrán menos grasa y total mientras tanto se prepara el puré. Antes de ponerlas a cocinar, le “clavamos” las rodajitas de ajo y las hojas de romero, asi mientras se cocinan van cogiendo el sabor.

Mientras se cocinan las salchichas, corta las patatas peladas y lavadas en trozos grandes y cuecelas en agua salada hasta que esté hechas.
Colarlas bien y volver  a ponerlas en la cazuela. Chafar hasta que este suave, añadiendo la leche y 70 grs de mantequilla . Sazonar bien,tapar la cazuela y dejar reposar hasta el momento de servir.

La salsa de cebolla es muy facil: se fríen las cebollas a fuego lento en muy poquito aceite y tapadas, durante unos 15 minutos hasta que esten tiernas. Quitar la tapa, aumentar el fuego y cuando empiecen a dorarse, echar el vinagre y dejar hervir hasta que el vinagre casi desaparezca. Bajar el fuego, añadir el resto de la mantequilla, los cubitos de caldo y 560 ml. de agua. Mezclar bien y dejar que hierva despacito hasta que tenga una consistencia más espesita.

Para servir, poner un poco de puré de patata en el plato, al lado las sachichas y por encima la salsa.

2.- Pollo asado con sus “complementos”

No quiero que haya ni un campesino en mi reino tan pobre, que no tenga un pollo en su cazuela cada domingo

Enrique IV

Así le llamo yo, porque no es simplemente un pollo asado con patatas, sino que le acompañan una serie de salsas y complementos que no solo lo complican mas sino que lo enriquecen muchísimo.

Un poco de historia

El “Sunday roast” (asado de los domingos) suele servirse los domingos (claro!) como comida principal y está extendido en todos los países anglosajones.

Se cree que el origen de esta tradición surgió porque los panaderos no podían hacer pan los domingos, asi que los hornos se usaban para asar carne. Esta comida se compara con una versión reducida de la tradicional Comida de Navidad en las culturas anglosajonas.

Normalmente consiste en carne asada, patatas asadas, puré de patatas con acompañamientos como el Pudding de Yorkshire, relleno, verduras y salsa.

¡Al lío! La receta

En casa, solemos tomar pollo asado al estilo anglosajon algún domingo.

Nosotros preparamos el pollo en sí, las patatas, las verduras, el relleno y acompañado de salsa de puerros, salsa de pan y la salsa que ellos llaman “gravy” y que se hace con los líquidos que ha soltado el pollo y alguna que otra cosa más.

Ingredientes y preparación

El pollo

  • Un pollo de unos 1,5 kgs.
  • 2 cebollas medianas
  • 2 zanahorias
  • 2 varas de apio
  • 1 cabeza de ajos
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • 1 limón
  • 1 ramillete pequeño de hierbas frescas, yo uso romero

Preparación

  • Sacar el pollo de la nevera unos 30 mins. antes de que vaya a ir al horno, yo lo hago mientras preparo el resto de los ingredientes. Precalentar el horno a 240ºC.
  • Preparar las verduras: pelar las zanahorias y cortarlas en trozos grandes, separar la cabeza de ajos en dientes, pelar la cebolla, yo le quito solamente una capa y asi se queda jugosita por dentro y no se quema.
  • Apilar todas las verduras en el centro de una bandeja de horno y rociar con aceite de oliva.
  • Rociar tambien el pollo con aceite de oliva,y sazonarlo con sal y pimienta.
  • Colocar el pollo encima de las verduras apiladas y exprimir con un tenedor el limón encima del pollo. Colocar lo que quede del limon dentro del pollo, junto con el ramillete de hierbas aromáticas.
  • En el momento de meter la bandeja al horno, bajar la temperatura a 200ºC, y cocinar durante 1 hora y 20 minutos aprox.

Mientras tanto, preparamos las patatas y el “relleno” que se meteran al horno cuando el pollo lleve como media hora.

Las patatas

  • 1,5 kgs. patatas (yo use nuevas)
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • 1 cabeza de ajos, separada en dientes
  • Vinagre de vino tinto (yo no tenia, asi que no le puse…=
  • Las hojas de unas ramitas de romero
  • Ralladura de limón y naranja (esto es opcional, yo se lo puse porque se me ocurrio y le dio un saborcillo rico)

Se pela las patatas y se cortan en trozos regulares. Y aqui está el truco: se ponen en una cacerola y se cubren con agua fria. Se llevan a hervir y se dejan blanquear durante 7- 8 minutos. Entonces se cuelan, y se dejan en el colador que salga todo el vapor durante unos 5 minutos. Despues se les da un meneillo, para que se “rompa” la superficie de la patata, de esta forma al asarse quedaran con una capa crujiente y buenisima.

Despues, se ponen las patatas en la cacerola (una vez vaciada del agua extra que hayan podido soltar) y se les echa un chorro de aceite de oliva, la sal, la pimienta, las hojas de romero y la ralladura de limon y naranja. Yo esta vez ademas añadí un trocito de mantequilla y una cucharada de manteca. Se mueve la cacerola para que queden todas bien cubiertas, y ya estan listas para poner en la bandeja con el pollo. Tardarán en hacerse unos 45 minutos, aunque depende del tamaño con el que las hayais cortado.

Mientras las patatas esperan a entrar al horno, se prepara el “relleno”

El relleno

  • 3 o 4 rebanadas de pan de molde. Realmente, llevaria pan del dia anterior rallado, pero como nunca tengo, yo las hago asi y queda muy bien
  • 1 huevo
  • 1 nuez de mantequilla
  • Ralladura de limon y naranja
  • Hierbas aromaticas, yo puse romero ya que tanto el pollo como las patatas llevaban romero
  • Sal y pimienta

Se desmiga el pan en un bol y se añaden el resto de los ingredientes (la mantequilla blandita).  Se mezcla bien, tiene que quedar una masa como de albondigas.

Se forman unas bolas del tamaño de una albondiga y ya esta.

Cuando el pollo lleve cocinandose como 30  minutos, se echan las patatas y por encima se esparcen las bolas de relleno. Y ya, se deja todo hasta que este todo cocinado.

Una vez hecho el pollo, se deja reposar unos 1o minutos antes de servirlo, tapado con papel albal.

Las salsas

Salsa de pan

Se pone a hervir medio litro de leche con una hoja de laurel (yo no tenia y no le puse) y unos clavos (solo tenía en polvo, asi que le puse unos polvitos), sal y pimienta. Se deja hervir unos 10  minutos. Pasado este tiempo, se añaden dos rodajas de pan de molde, y se deja cocinar todo unos 5 minutos. Tiene que quedar como una salsa espesa. Si hace falta, echar un chorrito de leche, si queda demasiado espeso.

Salsa de puerros

Se pone en un cazo una nuez de mantequilla, un poco de aceite de oliva, que se derrita la mantequilla. Se añade un puerro a rodajas finas y se deja pochar un poquito. Despues, se echa una cucharada de harina y se remueve bien, un par de minutos, y despues se añade leche, yo empiezo poniendo unos 300 ml y si queda muy espeso le echo mas hasta que tenga la textura de una bechamel clarita. Se sazona con sal, pimienta y un poquito de nuez moscada.

“Gravy” (salsa de carne)

Cuando el pollo ha reposado un poquito, habra soltado jugo. Se pone este jugo en una cazuela,  yo ademas le pongo un trocito de la cebolla, zanahoria y apio asados, una bolita de relleno y la carne de una alita de pollo. Añado agua y lo trituro todo; despues lo cuelo.

El liquido colado, lo pongo a hervir y le añado un poquito de harina, un poquito de vinagre balsamico, un poco de vino blanco si tengo, una pastilla de caldo de carne y lo vuelvo a batir todo para que no queden grumos. Lo pongo a cocer hasta que espesa un poquito y ya está. A veces, le pongo un chorreton de salsa de soja que le da un color oscurito, esta vez no lo hice.

Para servir el pollo

A la hora de servir el pollo, se cuece al vapor brocoli y zanahorias, y se sirve el pollo, acompañado de las patatas y una o dos bolitas de relleno por persona, dos ramilletes de brocoli al vapor con una nuez de mantequilla por encima, una cucharada grande de salsa de pan, otra de salsa de puerro y la salsa de carne por encima.

Otros acompañamientos:

En ocasiones y para variar un poco, el relleno lo hago formando bastoncitos en lugar de bolitas, y envuelvo los bastoncitos en jamon serrano, queda muy rico.

1.- Salsa HP

¡Ay del cocinero, si no condimentaba la salsa fuerte y picante (…)! Geoffrey Chaucer,”Cuentos de Canterbury”

Un poco de historia

El origen de la salsa HP se remonta a 1895, cuando Frederick Gibson Garton comenzó a prepararla en el Palacio de Westminster, también conocido como Houses of Parliament (de las iniciales de estas palabras viene el nombre de la salsa). La embotellaba y colocaba en las etiquetas una imagen de este Palacio.

La salsa se preparaba con vinagre de malta y se endulzaba y aligeraba con zumos de frutas y especias. Posteriormente, Mr. Garton vendió la receta y la marca por 150 libras al fundador de HP Foods, Edwin Samson Moore.

La salsa comenzó a comercializarse en 1903 y actualmente es una de las salsa preferidas por los británicos. Se vende con varios sabores, si teneis curiosidad podéis visitar la web http://www.hpsauce.co.uk/

Aquí en España, puede encontrarse la salsa original en varios supermercados, y en Madrid nosotros a veces vamos a una tienda en San Sebastián de los Reyes, The Food Hall. Me referiré a esta tienda en más ocasiones, ya que tienen un montón de productos e ingredientes y es la que más cerca queda de donde yo vivo.

¡Al lío! La receta

Es increíble que haya toda una página web dedicada a esta salsa! En http://www.brownsauce.org podéis conseguir un montón de recetas diferentes, eso sí, esta en el idioma de Shakespeare.

La receta elegida ha sido HP Style Brown Sauce, que paso a traducir aquí añadiendo algunos cambios que he tenido que hacer por no tener los ingredientes adecuados y también he reducido las cantidades, porque no es plan de tener 3 kilos de salsa HP almacenadas…. ahí va eso:

Ingredientes

  • 250 grs. de manzanas, peladas, quitado el corazon y en rodajas finas.
  • 70 grs, de ciruelas, sin el hueso y en rodajas. (*Aquí tuvimos que improvisar, y utilizar ciruelas pasas, remojadas en agua caliente unos minutos y pesadas una vez escurridas)
  • 1/4 de cebolla, pelada y cortada en cuadraditos
  • 240 ml. de vinagre de malta(*otra improvisación, sólo tenía vinagre balsámico, asi que puse 200 ml de vinagre balsamico y hasta los 240 completé con agua)
  • 2 cucharaditas de jengibre molido (esto yo lo encuentro en Mercadona)
  • 1 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 cucharadita de pimienta de jamaica molida (* y seguimos improvisando! lo sustituí por 1/4 de cucharadita de jengibre molido, otro 1/4 de clavo molido y 1/2 cucharadita de canela molida)
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena molida
  • 2 cucharadas de sal (aqui me quedé corta, por si acaso, mas vale añadir…)
  • 125 grs. de azúcar

Preparación:

  • Poner la fruta y las cebollas en una cacerola y cubrir con agua (ojo! sólo cubrir, que no flote!).
  • Cocinar hasta que esté todo tierno. Colar.

El resultado despues de colar todo es este:

  • Añadir el vinagre, jengibre, nuez moscada, pimienta de jamaica, sal y azucar, Cocinar a fuego lento hasta que reduzca y quede espeso.

El resultado, es este que veis:

Aunque en la receta no lo pone, yo la he triturado, y una vez en la jarra, queda asi:

Y, una vez preparada y todavia calentita, ha sido probada y…… (redoble de tambor)…. ¡¡¡APROBADA!!!

El resultado ha sido una salsa espesita, mas o menos de la consistencia de una mermelada, de sabor dulzón y con un toque picantito que le da la cayena. Se utiliza como una especie de ketchup especiado, y puede tomarse con carnes, pescados o patatas fritas.

Prometo fotos del desayuno (desayuno? son las 14:37!!) preparado por mi “englishman”.

La salsa HP y los propósitos de año nuevo

Como todos los comienzos de año, llega el momento de afrontar los 12 meses que tenemos por delante y conseguir llevar a cabo todo lo que nos propusimos hace 365 días y por supuesto no logramos: perder esos kilos de más, dejar de fumar, no llegar tarde al trabajo, dormir 8 horas diarias…. lo que sea, todo vale, porque algunos estudios demuestran que el 92% de los propósitos para el año nuevo no llegan a cumplirse, y yo no soy una excepción. Pero como decía aquel, ¡si hay que ir se va!

Mi Englishman va a preparar hoy, como brunch, un típico desayuno inglés: salchichas, judías, huevos revueltos, tomates fritos, bacon….. y al repasar los ingredientes nos olvidamos de algo fundamental para él: la salsa HP o Brown Sauce que encontramos en algunos supermercados.

Así, tras googlear un rato y encontrar una receta fácil de adaptar a los ingredientes, se dirigió a un pequeño supermercado local a comprar lo que necesitábamos para prepararla.

Esta mañana, y en un intento de que sea un brunch en lugar de merienda (ya que cuando el cocina no existen los horarios), me puse por mi cuenta y riesgo a prepararla mientras él paseaba a nuestro perro… y mientras esperábamos a que se preparase la primera parte de la receta, y como sabe que me encanta meterme entre fogones y experimentar, me propuso el escribir este blog, y compartir típicas y no típicas recetas inglesas preparadas en España con ingredientes españoles, que todo hay que decirlo, no siempre es tarea fácil.

Así que aquí empieza uno de mis propósitos para el año 2011 que comienza hoy: mínimo una receta típica inglesa a la semana y mis aventuras y desventuras para prepararla. Prometo poner incluso aquellas que hayan resultado incomestibles….

Esta semana, empezamos con la salsa HP.

A %d blogueros les gusta esto: